¿Requiere autorización judicial el cambio del colegio de hijos menores?

La cuestión que se quiere plantear a través de esta entrada es, básicamente, si la atribución de la guarda y custodia del hijo o hijos menores a uno de los dos progenitores por  decisión judicial supone título judicial suficiente para decidir un cambio de colegio por sí mismo, o si por el contrario, es necesario adicionalmente a dicha atribución de la guarda y custodia, una autorización judicial específica para dicho cambio, lógicamente cuando no existe acuerdo entre ambos progenitores sobre el particular.

Contrariamente a lo que se suele creer, la decisión de matricular a los hijos menores en uno u otro colegio no es facultad que derive de la atribución de la guarda y custodia, sino que es inherente al ejercicio de la patria potestad, al resultar evidentemente una decisión de capital importancia. Cualquier decisión de trascendencia para la prole en tal situación de jurídica dependencia haya de ser adoptada conjuntamente por los cotitulares colegio 2de dicha potestad, a salvo de aquellos supuestos en que, bien por ausencia, incapacidad o imposibilidad de uno de los padres, el ejercicio de dicha función corresponde exclusivamente al otro, en los términos contemplados en el último de los preceptos citados, o bien, por resolución judicial, se haya privado total o parcialmente a uno de ellos de la referida potestad, a causa del incumplimiento de los deberes inherentes a la misma, a tenor de lo que disponen el artículo 170 del citado Cuerpo legal (AAP Madrid de 5 junio 2009).

Por ello, el progenitor que pretenda cambiar del colegio a los hijos menores, con independencia de que ostente o no la guarda y custodia, deberá instar un procedimiento judicial de atribución del ejercicio concreto de la patria potestad para dicha cuestión, al amparo del art. 156 CC., procedimiento previsto para el supuesto de falta de acuerdo entre los progenitores respecto de las decisiones a adoptar que afectan a la patria potestad, y que cucolegio 1lminará con una resolución judicial (auto) por el que el Juzgado de Familia otorga a uno u otro progenitor la facultad de decidir sobre la cuestión que se hubiera planteado en interés del menor, en el caso que estudiamos en esta ocasión, la decisión sobre el colegio en que matricular al hijo menor.

Si cree que podemos ser de utilidad, nos tiene a su disposición en nuestra página web, o a través del teléfono 91 523 33 22.

© 2015 abogadosenmadrid.com.es

2 comments

  1. Hola tendria una duda que no se si me podria asesorar.
    Tengo a mi hija en agosto la segunda quincena por que me toca elegir a mi y elegi esa. Ahora el padre me dice que se la deje para la boda de su hermana que coincide en el periodo que yo tengo a mi hija de vacaciones.¿estoy obligada a dejarsela para la boda de su hermana?

    1. Hola Pepa:
      Obligación no hay, pues como bien dices, te corresponde a ti elegir periodo. Ahora bien, siempre es interesante negociar estas cuestiones por encima de la sentencia, porque hoy es la boda de su tía y mañana la comunión del primo, de modo que lo que si mostramos una actitud negociadora, lo normal es que nos encontremos esa misma actitud cuando seamos nosotros los interesados en hacer un cambio. Si no te fías de su buena voluntad futura, siempre puedes cambiarle esos días de boda por un puente que le corresponda a él, o la elección de quincena en agosto por la del año que viene, por poner unos ejemplos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *